El Indice de General Producción Industrial (IPI) ha subido un 1,3 por ciento en julio sobre el mismo mes del año anterior, descontado el efecto del calendario. Sin esa corrección, el repunte es del 4 por ciento, según el Instituto Nacional de Estadística (INE). Por destino económico de los bienes, el mayor incremento ha correspoondido a los bienes de equipo, con el 9,8 por ciento.
A continuación se han situado los bienes de consumo, con una subida del 6,2 por ciento (8,5 por ciento para los de consumo duradero y 5,7 por ciento para los de consumo no duradero), y los bienes intermedios, con un aumento del 2,4 por ciento, mientras la producción de energía ha descendido el 3,8 por ciento. Sin efecto calendario Descontados los efectos del calendario, los incrementos han sido del 2,8 por ciento para los bienes de consumo (el 3,8 por ciento para los de consumo duradero y el 2,4 por ciento para los de consumo no duradero), y del 7 por ciento para los de equipo, mientras los intermedios y la energía han registrado sendos descensos del 0,3 y el 4,6 por ciento. El indicador general se ha situado por debajo de las previsiones del mercado, que apuntaban a un alza del 2,6 por ciento.