La producción industrial del Reino Unido subió un 0,3% mensual en el mes de febrero, tras haber caído un 0,1% en enero y frente a previsiones de un aumento del 0,2%, según datos de la oficina nacional de estadística. La producción industrial representa casi la quinta parte del PIB británico. En términos interanuales, la producción industrial subió un 1,3%, tras subir un 0,4% en enero y frente al 1,4% previsto. Por otra parte, la producción manufacturera subió un 0,4% mensual en febrero y un 1,9% interanual, frente a previsiones del 0,1% y el 0,6% respectivamente, gracias a que la debilidad de la libra está ayudando al sector a capear la crisis del crédito relativamente bien.