Blackstone Group  registró en el tercer trimestre una pérdida de 176,2 millones de dólares inferior a la pérdida de 340,3 millones  del mismo período del año pasado.  Los resultados superaron las expectativas gracias a la estabilización de las inversiones en bienes raíces, si bien las comisiones por administración y asesorías disminuyeron.
La empresa registró una ganancia económica -que excluye costos relacionados con una oferta pública inicial y adquisiciones- de 25 centavos por acción, frente a la pérdida económica de 45 centavos por acción de hace un año.  Los ingresos ascendieron a 597 millones de dólares, frente a los ingresos negativos del periodo equivalente de 2008 de 160,3 millones, debido a los problemas registrados el año pasado en el segmento inmobiliario de Blackstone.

Pese a las señales que apuntan al inicio de una mejoría, la empresa señaló que la tendencia inmobiliaria comercial en Estados Unidos y Europa "continuó empeorando" en el trimestre, con menores tasas de ocupación y precios.  El presidente del directorio y presidente ejecutivo, Stephen A. Schwarzman, dijo que creía que la empresa había pasado "lo peor" de la desaceleración, aunque una recuperación "podría ser gradual y poco uniforme".

Los activos administrados ascendieron a 96.320 millones dólares, un incremento del 3% respecto del segundo trimestre, y un descenso del 3,4% frente al mismo periodo del año anterior. Las comisiones por administración y asesoría cayeron un 18%.