La Asociación de Constructores Europeos de Automóviles (Acea) considera que el proceso de destrucción de empleo derivado de la crisis económica terminará el próximo año, si bien la industria de automoción no recuperará los niveles de ventas y producción de 2007 al menos hasta 2014 ó 2015. Así lo aseguró en una entrevista concedida a Europa Press el secretario general de Acea, Ivan Hodac, quien señaló que la situación económica sigue siendo "extremadamente mala" y advirtió de que la recuperación al término de la crisis será "muy lenta". Ivan Hodac pronosticó una caída de la producción de coches en Europa del 25% este año. Aunque apuntó que comienza a verse el fondo de la crisis económica, precisó que todavía no se ha tocado ese fondo. "En absoluto", remachó.