La OPEP (Organización de Países Exportadores de Petróleo) ha reiterado sus previsiones de crecimiento en la demanda de petróleo para 2007 y 2008 en el mundo y ha dicho que la volatilidad del mercado petrolero desde finales de julio refleja las considerables incertidumbres sobre los fundamentales del mercado. Hasta el día de ayer el petróleo encadenó 12 sesiones consecutivas de ganancias hasta una nueva máxima histórica de 80,20 dólares por barril en Nueva York, por el temor que suscita la temporada de huracanes y la caída en las reservas de crudo en Estados Unidos.