El ministro argelino de Energía y presidente en ejercicio de la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP), Chakib Khelil, descartó hoy un aumento de la producción antes de la reunión del cartel en Viena el próximo 9 de septiembre. En un coloquio organizado por el diario argelino El Moudjahid, Khelil precisó que "cualquier decisión relativa al mantenimiento o al aumento del nivel actual de producción se adoptará en la reunión" de Viena.
"No habrá cambios en la producción de la OPEP antes de la reunión de septiembre", recalcó. El ministro argelino explicó que no espera un incremento de la producción ya que "los precios del petróleo no están ya ligados a la ley de la oferta y la demanda". El pasado jueves, Khelil anunció que la OPEP tendrá una producción suplementaria de cinco millones de barriles diarios en el horizonte de 2012. Los países miembros de la OPEP producen actualmente cerca de 32 millones de barriles de crudo por día, lo que representa un 60% de la oferta mundial, pero varios países consumidores como EEUU y los de la Unión Europea han pedido reiteradamente a la organización que aumente su producción para empujar a la baja la evolución de los precios. Khelil explicó que en el seno de la OPEP existe "una voluntad global" de descubrir nuevos yacimientos y desarrollar nuevos potenciales de producción, lo que llevará a aumentar la capacidad en cinco millones de barriles diarios en los próximos cuatro años. El ministro lamentó, sin embargo, que la carencia de refinerías en los países de la organización sea "una de las principales lagunas del desarrollo".