Emiratos Árabes Unidos, el cuarto mayor productor de la Organización de Países Exportadores de Petróleo, está dispuesto a suministrar más crudo si la demanda aumenta, señala Alí Obaid Al Yabhouni, gobernador del país para la OPEP. Al Yabhouni agrega, no obstante, que "nuestros mercados están satisfechos y no nos han pedido más". El crudo ligero de referencia en el New York Mercantile Exchange para entrega en julio cotizaba con un descenso de 66 centavos a 130,37 por barril esta mañana. Las naciones de la OPEP están recibiendo cada vez más presión de los consumidores en Europa y Estados Unidos, que temen que los crecientes precios de los combustibles provoquen una profunda crisis económica.