La Organización de Consumidores y Usuarios (OCU) solicitó hoy que se eleve desde los actuales 20.000 euros hasta 150.000 euros por entidad y cliente el límite de inversión que se garantiza en caso de problemas en las instituciones financieras que las gestionen.
La organización de defensa del consumidor argumenta que el actual límite del Fondo de Garantía de Depósitos e inversiones "está muy por debajo del de la mayor parte de los países de nuestro entorno, lo que da una mayor protección a los pequeños inversores de dichos países". Para la OCU, es "básico" disponer de un límite más elevado para proteger de forma adecuada al consumidor". Además, estima que la medida serviría también para fomentar de la seguridad de las inversiones y, por ende, mejorar la estabilidad del sistema financiero, "algo muy necesario en los actuales momentos", apuntó en un comunicado. "Precisamente, en situaciones de crisis e incertidumbre como la que ahora vivimos disponer de unos mecanismos de garantía adecuados y suficientes es lo que permite al pequeño inversor tener la confianza de que sus ahorros no se verán afectados por la posible quiebra de las instituciones que los gestionan", concluye la organización.