El índice compuesto de indicadores líderes de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE) correspondiente al mes de agosto continúa reflejando un mes más una "desaceleración" de la actividad económica en la mayoría de los países de la OCDE y de las principales economías del mundo.

La OCDE señala que el indicador, diseñado para anticipar los puntos de inflexión de la tendencia de la actividad económica, descendió en el mes de agosto 0,5 puntos en comparación con el mes anterior, cuando registró una caída idéntica, lo que supone su quinto descenso mensual consecutivo.

Los indicadores de Estados Unidos (101,5 puntos en agosto frente a los 102,1 puntos del mes anterior), Alemania (100,5 puntos frente a 101,8 puntos) y Rusia (102,5 puntos frente a 102,8 puntos) apuntan "con más fuerza" a una desaceleración de la actividad económica que en el mes anterior, pero el indicador aún sigue por encima de 100 puntos, lo que indica que la actividad sigue por encima de su tendencia a largo plazo.