La aerolínea de bandera británica British Airways PLC anunció el viernes una elevada pérdida porque los ingresos bajaron debido a la desaceleración del sector y a que la compañía se vio afectada el pasado verano por los altos precios del combustible.  BA redujo su dividendo tras anunciar una pérdida neta de 375 millones de libras en el ejercicio fiscal concluido el 31 de marzo, frente al beneficio neto de 712 millones de libras logrado el año anterior.  Los planes de expansión de BA siguen congelados. La aerolínea dijo que sus negociaciones de fusión con la española Iberia Líneas Aéreas de España SA, que se prolongan casi un año, tardarán aún varios meses en concluir.