La morosidad de los españoles se redujo un 1,26% en julio en tasa interanual y cayó un 3,89% en el caso de las empresas, datos que contrastan con el repunte del 42,52% de la mora entre los extranjeros, según un informe elaborado por Asnef-Equifax.