La morosidad de los créditos concedidos por bancos, cajas, cooperativas y establecimientos financieros de crédito (EFC) a particulares y empresas se situó en agosto en el 7,14%. Se trata del mayor nivel registrado desde noviembre de 1994, según los datos del Banco de España.

Los créditos morosos totales del sector se situaron en julio en 127.737 millones de euros, 27.737 millones por encima de la barrera psicológica de los 100.000 millones que superó en mayo de 2010.

Se trata de la segunda subida consecutiva después del recorte de ocho centésimas registrado en junio (6,42%), que se produjo después de las subidas de abril (6,35%) y mayo (6,49%) que siguieron a un pequeño retroceso en marzo, cuando la mora bajó hasta el 6,11% y rompió una racha de cinco meses consecutivos al alza.