Caja Navarra ha cerrado el primer trimestre del año con una morosidad del 2,74%, una de las cotas más bajas del sector financiero (4,69%) en general y del conjunto de cajas en particular (3,80%).