El grupo minero anglo suizo redujo un 41% su beneficio durante el ejercicio 2009, hasta los 2.770 millones de dólares. En el mismo periodo del año anterior, este dato había alcanzado los 4.700 milllones. Su resultado bruto de explotación (ebitda) cayó un 27% hasta 7.050 millones de dólares, por encima de los 6.670 millones que estimaban los analistas.