Imperial Tobacco aprobará hoy, previsiblemente, la Oferta Pública de Adquisición de Acciones (OPA) que la compañía británcia lanzó sobre la totalidad del capital social de Altadis por 12.600 millones de euros, a razón de 50 euros por título. Imperial recibirá luz verde para tratar de hacerse con la tabaquera hispano francesa en el día en que entra en vigor la nueva ley de opas que, precisamente se estrenará regulando esta oferta de compra.
Para recabar el apoyo de la junta, el consejo de administración de Imperial Tobacco incidirá en el gran encaje estratégico de la operación, que dará lugar a la cuarta mayor tabaquera del mundo, con una amplia y diversificada cartera de productos que permitirá reforzar su posición tanto en los mercados europeos como en los emergentes. Imperial Tobacco ya ha cerrado un acuerdo de financiación bancaria por importe de 13.500 millones de euros con Santander, Royal Bank of Scotland, Lehman Brothers y Citibank, entidades que han condicionado el crédito a que la tabaquera británica logre una aceptación mínima del 50% del capital social. A esta cantidad se suman otros 8.000 millones de euros de un 'préstamo puente' para llevar a cabo una ampliación de capital, lo que eleva a 21.500 millones de euros el total de recursos que Imperial Tobacco ha logrado movilizar para tomar el control de la empresa presidida por Antonio Vázquez. El fabricante de Davidoff y Lambert & Butler ha condicionado su oferta sobre Altadis a la adquisición de al menos el 80% del capital, así como a la supresión de la limitación de voto en los estatutos de Altadis antes de que finalice el periodo de aceptación de la OPA, pero se reserva el derecho de renunciar a estas condiciones. SALIDA DE BOLSA. Así figura en la circular que la multinacional envió a sus accionistas para convocarles a la junta, al igual que su intención de excluir de cotización los títulos de Altadis en las bolsas de Madrid y París, una fórmula para evitar que accionistas minoritarios tengan opción de bloquear transacciones de interés para el futuro grupo. En este escenario y si prospera la oferta, la tabaquera británica prevé crear un grupo de trabajo con representantes de Altadis en los próximos meses de noviembre o diciembre que se encargaría de integrar lo más rápida y suavemente posible los negocios de ambas firmas y de diseñar la estructura laboral del fruto de la fusión. LOGISTA, IBERIA Y HABANOS. La compañía ya ha identificado eficiencias operativas por importe aproximado de 300 millones de euros al año al final del segundo ejercicio tras la liquidación de la oferta, pero no ha precisado de dónde ni cómo surgirán éstas, como tampoco ha desvelado sus intenciones sobre Logista, perteneciente en un 59% a Altadis, ni de su participación en Iberia. Imperial sí ha dejado claro que sus inversiones y redes de distribución potenciarían el gran atractivo del negocio de habanos de la empresa que Altadis comparte a partes iguales con el Gobierno cubano, una vez resuelta la cláusula prevista en casos de cambio de control, aspecto que espera superar de la mano de Vázquez pero que, probablemente, no se resolverá hasta que prospere la OPA. CVC SIGUE EN LA PUJA. El progreso de la oferta formal de Imperial no ha despejado la incertidumbre sobre las intenciones del fondo de capital riesgo CVC, que ha subrayado que mantiene su interés por el fabricante de Fortuna y no descarta llevar a cabo movimientos a medio y largo plazo, a la luz de los efectos de la nueva legislación sobre propuestas de compra. Aunque CVC no ha ido más allá en sus explicaciones, algunos expertos consultados por Europa Press apuntan a la posibilidad de que espere a irrumpir en escena a que Imperial haya digerido a Altadis para hacerse con activos o alguna división, entre los que podría figurar Logista, que ofrece menores posibilidades de sinergias y ahorro de costes para una tabaquera.