Las inversiones extranjeras en la UE cayeron un 57 por ciento en 2008, mientras que las inversiones de los Veintisiete fuera de la Unión bajaron un 28 por ciento, informó hoy Eurostat, la oficina estadística comunitaria. La Inversión Extranjera Directa (IED) en la Unión Europea pasó de 400.000 millones de euros en 2007 a 173.000 millones en 2008, mientras que la de los Veintisiete en el exterior se redujo de 496.000 a 354.000 millones. La inversión extranjera que más cayó en la Unión Europea fue la de Estados Unidos, ya que pasó de 194.000 millones de euros en 2007 a 45.000 millones un año después (un descenso del 77 por ciento).