Morgan Stanley ha anunciado hoy que recorta su previsión de crecimiento global para 2011 y 2012 debido la respuesta política "insuficiente" por parte de Europa, la menor confianza y las perspectivas de más austeridad fiscal.

La previsión de Morgan Stanley para 2011 se sitúa ahora en el 3,9% desde el 4,2% anterior, mientras que para 2012 la entidad prevé ahora un crecimiento global del 3,8% desde el 4,5% precedente. El crecimiento en los países desarrollados registrará este año y el próximo una media del 1,5%, según Morgan Stanley.

Según el banco, Europa y EEUU están "peligrosamente cerca de la recesión". "Los recientes errores políticos, especialmente la lenta e insuficiente respuesta de Europa a su crisis soberana y el drama alrededor del techo de deuda en EEUU, han lastrado los mercados financieros y minado la confianza empresarial y del consumidor", aseguran los analistas de la entidad.