El índice de precios al consumo (IPC) de España se colocó en el mes de julio en el 1.8%, tres décimas por debajo de la registrada el mes anterior. Una referencia que, en el caso alemán, mostró un ascenso del 1.9% en términos interanuales, sus máximos anuales. Los expertos reconocen que todavía no hay motivos para preocuparse pero hay que vigilar de cerca esta referencia. 


La tasa anual del Índice de Precios de Consumo (IPC) general en el mes de julio se ha situado en el 1,8%, tres décimas por debajo de la registrada el mes anterior. Victoria Torre, responsable de análisis de Seflbank ha reconocido que este dato supone una  buena noticia "especialmente si tenemos en cuenta qeu no sería nada positivo que empezaran a aparecer presiones inflacionistas cuando se espera que el BCE pueda acometer una nueva rebaja en los tipos de interés”.

Esta experta reconoce que rebajas y medicina son dos de los motivos que ha encontrado la inflación para caer. En concreto, la medicina, presenta una tasa del 3,7%, casi 10 puntos inferior a la del mes de junio debido, principalmente, a que la subida de los precios de los medicamentos y otros productos farmacéuticos ha sido menor este mes que la registrada el año pasado.

Por otra parte, la  vivienda redujo su variación hata el -0.7%, por un menor incremento de los precios de la electricidad respecto a 2012, mientras que el transporte, con una tasa del 1.4%, se vio reducido por una menor subida en  los precios de los carburantes y lubricantes así como el transporte aéreo. 

Entre los grupos que incrementaron sus tasas, alimentos y bebidas no alcohólocas - que incrementaron en siete décimas su variación anual, hasta el 4.4%,  así como las bebidas alcohólicas y tabaco, cuya tasa aumenta casi dos puntos debido a la subida de los precios del tabaco. 

En Alemania, toca máximos

En Alemania sin embargo, esta referencia ha mostrado un ascenso que le coloca en máximos de los dos últimos años.  La inflación en Alemania ha marcado máximos para 2013 debido principalmente a la fuerte subida en los precios de alimentación, según los datos del IPC correspondientes al mes de julio y publicado hoy por Destatis, oficina nacional de estadísticas del país germano. En concreto, el IPC ha subido 1,9% en términos anuales, el nivel  ás alto del año. El aumento del 5,7% en los precios de alimentación ha impulsado este dato, su mayor subida desde septiembre de 2008. 

La experta de Selfbank reconoce que todavía no hay presiones inflacionistas pero es cierto que "el incremento es importante por lo que hay que seguir vigilando las referencias alemanas en próximas reuniones”.

El IPC armonizado (IPCA), que el Banco Central Europeo (BCE) utiliza para comparar precios en la Zona Euro, también ha registrado una subida del 1,9% interanual en la primera economía de la Zona Euro. Cabe destacar que el BCE considera el 2,0% como el objetivo para la estabilidad de precios.