El Índice de Precios de Consumo (IPC) de la eurozona se situó en junio en niveles negativos por primera vez en su historia, con un descenso del 0,1% en tasa interanual, una décima menos que en mayo (0%), según datos preliminares dados a conocer hoy por la oficina comunitaria de estadística, Eurostat. Según esta cifra, el diferencial de España con la zona euro se situaría en nueve décimas, ya que según avanzó ayer el Instituto Nacional de Estadística (INE), el IPC adelantado situó su tasa anual en el -1%.