La Asociación Internacional del Transporte Aéreo (IATA) apoya la investigación de la Comisión de la Competencia británica (CC) de los aeropuertos explotados por BAA, propiedad de Ferrovial, y las deficiencias derivadas de su posición dominante. En una nota difundida hoy en Madrid, la compañía celebró esta investigación, ya que "la CC ha confirmado lo que sabe cualquier viajero, que los aeropuertos gestionados por BAA necesitan desesperadamente arreglos y una mayor rapidez".
Giovanni Bisignani, director general de IATA, declaró que la actual estructura de aeropuertos y el sistema regulador no funcionan, como demuestra que BAA controle el 90% del tráfico aéreo de Londres mediante los aeropuertos de Heathrow, Gatwick y Stansted. La asociación argumentó que la falta de inversión de BAA está afectando a la calidad de los servicios, "desde la seguridad a los tiempos de espera y los retrasos en los equipajes". Según la nota, la falta de incentivos para la mejora en infraestructuras ha provocado que Heathrow sea "un monopolio de BAA que se escapa del control" y que permite a la empresa "embolsarse un 42% de beneficios a costa de los 68 millones de pasajeros que padecen estas deficientes instalaciones cada año". Para la IATA, la investigación de la CC jugará un papel crítico en la defensa de las estructuras aeroportuarias que requiere el más importante y global "hub" de Reino Unido (centro de distribución de vuelos). "No podemos esperar un año para empezar a mejorar, puesto que el tráfico de Heathrow ha caído un 1,7%, mientas que el del resto del mundo se incrementa", alegó Bisgniani. Esta organización considera que "los pasajeros evitan la confusión de Heathrow, lo que está impactando en la competitividad de Reino Unido en el sector".