Juan María Nin, director general de La Caixa, ha asegurado que uno de los principales problemas que tiene el sector financiero en estos momentos es la guerra del pasivo que se ha desatado entre las entidades para captar recursos.

La guerra del pasivo puede elevar el coste de la financiación a los clientes y hacer menos competitivas a las entidades. "La guerra por el pasivo puede hacer a las entidades no competitivas, ya que España es un país con un elevado endeudamiento privado y sitúa a las entidades en situación de desventaja", recalcó durante su intervención en el XVIII Encuentro Financiero organizado por Delolitte, SAP, ABC y Sociedad de Tasación.