Los cinco grandes de la banca -Santander, BBVA, La Caixa, Banco Popular y Caja Madrid- lograron un beneficio conjunto de 5.458,13 millones hasta marzo, un 7,01% más que en el mismo periodo de 2007, cuando lograron 5.100,33 millones de euros. Las entidades continúan mostrando una sólida posición en un momento de incertidumbre como el actual, sin embargo, han moderado el ritmo de incremento de sus resultados, principalmente por el descenso de plusvalías por menores extraordinarios. En concreto, en el primer trimestre de 2007 aumentaron su beneficio un 50%, frente al 7% de este trimestre, mientras que al cierre de 2007 el crecimiento fue del 25,14%, con 21.795,02 millones de euros.
El Santander sigue liderando el ránking de resultados, con un resultado neto de 2.206 millones de euros un 22,4% más, lo que supone el mayor importe de beneficio en un solo trimestre en la historia del banco, que por cuarto trimestre consecutivo presentó un resultado superior a 2.000 millones de euros. A continuación, se situó BBVA, con de 1.951 millones de euros de beneficio, similar al obtenido en los tres primero meses de 2007, que se situó en 1.950 millones, aunque si se excluyen los resultados extraordinarios el beneficio logrado fue de 1.442 millones de euros, un 14,9% más. La Caixa, por el contrario, redujo un 19,2% su beneficio, con 625 millones de euros, por la ausencia de extraordinarios en el trimestre, mientras que Caja Madrid, obtuvo un beneficio neto atribuido de 353,62 millones de euros, un 7,9% más. Por último, Banco Popular obtuvo un beneficio neto atribuido de 322,51 millones, lo que supone un incremento del 12,1% respecto al mismo periodo del año anterior. Los recursos se acercan a los créditos La falta de liquidez que azota a los mercados desde mediados del año pasado ha llevado a las entidades a reducir la concesión de créditos y a aumentar la captación de recursos hasta casi igualar el importe de financiación concecida. Así, las cinco entidades situaron sus recursos a la clientela en 1,3 billones, un 7% más que en el mismo periodo del ejercicio anterior (1,2 billones) antes del inicio de la crisis, mientras que los créditos alcanzaron 1,22 billones, un 8,9% más que hasta marzo de 2007 (1,12 billones), crecimiento inferior al 18% registraron en marzo de 2007, en relación a 2006. Más morosidad A pesar de la moderación en la concesión de créditos, la tasa de morosidad de las cinco entidades creció hasta marzo, aunque las entidades insisten en que no están preocupadas por su incremento y vaticinan que continuará a lo largo del año. En concreto, la tasa de morosidad del Santander se situó en 1,16%, con un tasa de cobertura del 133%, mientras que el BBVA situó su morosidad en el 0,99% y su tasa de cobertura en el 200%. La Caixa elevó su tasa hasta el 0,68%, frente al 0,55% de final de 2007, mientras que Caja Madrid la duplicó hasta el 1,36%, frente al 0,70% registrado un año antes. Banco Popular situó su tasa en el 0,98%, frente al 0,70% de marzo de 2007.