Los accionistas de Suncor y Petro-Canadá aprobaron hoy la fusión de las dos petroleras para crear la mayor empresa energética del país y una de las más importantes de Norteamérica. Los accionistas de Petro-Canadá aprobaron su adquisición por parte de Suncor Energy durante la junta general celebrada en la ciudad de Calgary. La fusión creará una compañía valorada en 53.180 millones de dólares estadounidenses, que será la mayor explotadora de recursos de las arenas bituminosas canadienses, una región en la provincia de Alberta con reservas de petróleo calculadas superiores a las de Arabia Saudí. Petro-Canadá dijo que la propuesta de adquisición fue aprobada por más del 96 por ciento de los votos emitidos por sus accionistas.