La subsidiaria china del grupo anglo-holandés Shell ha comprado por primera vez en el país asiático una firma de yacimientos de metano en capas de carbón, un proyecto pionero para aliviar el déficit energético chino. Shell ha adquirido un 55% de la empresa china Verona Development Corporation, con sede en Canadá, mediante un contrato de producción compartida por 30 años que cubrirá el bloque Shilou Norte.