El Banco Río de Argentina, controlado por el grupo español Santander, registró en el primer semestre del año una ganancia neta de 250,9 millones de pesos (65,3 millones de dólares), un 1,5% más que en el mismo período de 2008. En un comunicado, la entidad añadió que en el segundo trimestre sus beneficios netos fueron de 137,5 millones de pesos (35,8 millones de dólares), un 21% más que en igual período de 2008.