La Reserva Federal tomó hoy nota de las turbulencias en los mercados financieros pero mantuvo su preocupación por la inflación y dejó sin cambios las tasas de interés. El Comité de Mercado Abierto, que dirige la política monetaria, dejó en el 5,25% la tasa de interés interbancario de corto plazo, un nivel que ha mantenido desde junio del año pasado.
En el comunicado posterior a la reunión del Comité Abierto, la Fed reconoce que los riesgos para el crecimiento han aumentado pero puntualiza que la inflación sigue siendo su principal preocupación. La Reserva Federal (Fed) ha mantenido los tipos de interés estables desde junio de 2004, cuando terminó con una política monetaria alcista que elevó el precio del dinero 17 meses consecutivos, para conducirlos del 1 al 5,25 por ciento. Aunque la entidad aún no ha movido el pie del freno, el entorno se ha complicado tanto que el momento de tomar decisiones parece acercarse. Con la crisis de las subprime como telón de fondos, varios expertos anticipan una bajada de los tipos en octubre hasta el 5%.