La Reserva Federal de Estados Unidos concluirá hoy su análisis de la economía y decidirá si deja los intereses en torno al 0%, como prevén los analistas, al tiempo que sopesa nuevas intervenciones en los mercados. El banco central decidió en diciembre fijar su meta para la tasa de interés interbancaria a corto plazo, la de referencia, en entre el 0 y el 0,25%, ante el empeoramiento de las condiciones económicas. Desde entonces la situación se ha agravado, por lo que los expertos auguran que dejará la meta en el nivel actual, que es un récord mínimo.
Más interesante será el análisis que haga el Comité del Mercado Abierto, que fija la política monetaria, sobre la situación de la economía. Ese órgano emitirá su comunicado a las 18.15 GMT.

El presidente de la Reserva Federal, Ben Bernanke, dijo el domingo que la recesión estadounidense, comenzada en diciembre del 2007, acabará este año si se restablece el funcionamiento del sistema financiero.

Para garantizar que el crédito fluye a los consumidores y las empresas, la Reserva sopesa nuevas medidas de intervención en los mercados, a las que podría hacer referencia en el comunicado.

Estudia, por ejemplo, comprar bonos del Tesoro de largo plazo, lo que reduciría su tasa de interés, a la que está vinculada el precio de los préstamos hipotecarios, de consumo y de las empresas.

Otra opción es aumentar sus adquisiciones de títulos vinculados a hipotecas emitidos por Fannie Mae y Freddie Mac, los dos prestamistas gigantes del sector inmobiliario en Estados Unidos, que están controlados por el Gobierno.

Esa medida disminuiría las tasas de los préstamos para la compra de viviendas, el sector que originó la crisis actual.