La Reserva Federal, la FED o banco central de EEUU, inyectó hoy por segunda vez en el día fondos al sistema financiero tras la apertura de la bolsa de Wall Street, por un total 12.000 millones de dólares.
Estos se suman a los 5.000 millones que habían entregado antes de la apertura de los mercados, con lo que completa 17.000 millones de dólares en divisas que alivian las necesidades de financiación de los bancos e instituciones financieras. Los 12.000 millones de dólares se entregaron por medio de operaciones de recompra (o "repos" como se conoce en inglés) pactadas a 1 día de plazo, mientras que los otros 5.000 millones se inyectaron en operaciones similares a 14 días. La Fed de Nueva York, encargada de llevar a cabo las compras, aceptó en la segunda oferta 11.528 millones de dólares en títulos que tienen como colateral créditos hipotecarios de alta calidad (con una tasa máxima del 5,15%) y otros 472 millones en bonos del Tesoro (con una tasa tope del 4,9%). Esto se suma a las operaciones de primera hora en que aceptó 4.750 millones de dólares en títulos que tienen como colateral créditos hipotecarios de alta calidad (con una tasa máxima del 5,28%) y otros 250 millones en bonos del Tesoro (con una tasa tope del 4,8%). Para la segunda inyección de dinero del día, la Fed recibió ofertas por 65.475 millones de dólares, 36.075 millones de los cuales correspondieron a bonos con colateral en créditos hipotecarios. La semana pasada, los bancos centrales de todo el mundo inyectaron enormes cantidades de dinero al sistema financiero para intentar calmar a los mercados debido a la crisis de los préstamos inmobiliarios "subprima", de alto riesgo o baja calidad, en EEUU. Esto ha hecho que muchos bancos e instituciones financieras no encuentren demanda para sus bonos sin importar el nivel de riesgo de los títulos. Las inyecciones constantes de Fed han permitido que las instituciones del sector se tomen un respiro y se aumente la confianza en que hay liquidez suficiente en el sistema para negociar este tipo de valores. Los analistas creen que en la práctica las inyecciones de dinero han conseguido reducir los tipos de interés, pero sin que esto haya sido confirmado por una reducción de tipos "oficial", que se cree podría anunciarse en la próxima reunión de la Fed del 18 de septiembre. Pese a la inyección de fondos, la bolsa de Nueva York abría hoy nuevamente con una fuerte caída de cerca de 100 puntos del promedio Dow Jones de Induatriales.