La Reserva Federal estadounidense (Fed) perfiló hoy un panorama poco esperanzador para las entidades bancarias y reconoció que espera que los resultados de los bancos sigan siendo débiles en los próximos trimestres, según declaraciones de su vicepresidente, Donald L. Kohn. Además, y a pesar de que las entidades han aumentado las provisiones durante los últimos meses, la cobertura de los crédito impagadas por las reservas no será suficiente debido al crecimiento de "activos con problemas".
La FED espera que la calidad crediticia de las entidades siga deteriorándose en los próximos meses debido a que los precios de la vivienda siguen descendiendo de manera grave en numerosas regiones, y a que las pérdidas relativas a los créditos destinados al sector residencial y a los compradores de viviendas van a aumentar. Además, según explicó, "la debilidad de las condiciones económicas" podría extender los problemas a otros segmentos del crédito, como consumo, tarjetas y carteras corporativas. Más tensiones de liquidez Es más, "las entidades bancarias deben estar preparadas para la posibilidad de que las condiciones de liquidez se endurezcan aún más si la incertidumbre sobre los mercados de capital no cesa o si las condiciones crediticias se deterioran significativamente", agregó, augurando posibles tensiones adicionales al ya de por sí deteriorado mercado de liquidez. Debido a todos esos factores, Kohn pronosticó que el número de entidades con ratings de supervisión por debajo de niveles satisfactorios repuntará desde los niveles relativamente bajos en los que se ha situado en los últimos años. "Estamos vigilando y monitorizando a las instituciones de manera estrecha", declaró. A pesar de reconocer los esfuerzos realizados por el sistema bancario para fortalecer sus balances y hacer frente a las pérdidas, y tras felicitarse de que, aún en esta coyuntura, numerosas entidades sigan registrando beneficios en los últimos trimestres, Kohn recordó que siete de las cincuenta mayores entidades del país registraron pérdidas en el último trimestre. Es más, recalcó que estas mismas entidades, aún habiéndose suavizado las condiciones económicas, han informado de un incremento de sus problemas en sus carteras crediticias. Además de destacar la contribución de la Fed y las iniciativas de la institución destinadas a facilitar el terreno a los bancos, el vicepresidente de la Fed instó a las entidades a mejorar la gestión de riesgos e hizo una serie de recomendaciones para sortear la crisis de la mejor manera posible. "Una mejor gestión de los riesgos en las instituciones bancarias debería ser acompañada de una liquidez más robusta y colchones de capital", recomendó Kohn.