La facturación de los hoteles caerá un 12 por ciento en el 2009 en España, con unos ingresos aproximados de 10.000 millones de euros, frente a los 11.400 millones alcanzados en el 2008, según un informe realizado por la consultora DBK. El análisis se centra en los resultados registrados en el 2008, cuando la facturación creció, pese a la crisis, un 1,3 por ciento con respecto al 2007, gracias al mejor comportamiento de la demanda de los hoteles de cuatro y cinco estrellas, lo que permitió un aumento medio por noche. Las cinco primeras cadenas por facturación, Sol Meliá, NH Hoteles, Riu Hoteles, Barceló y Paradores de Turismo, concentraron cercad el 20 por ciento del mercado total. El número de establecimientos hoteleros existentes en España a 31 de julio del 2008 era de 16.599, de los que 8.294 eran hoteles y 8.305 hostales, con un número de plazas ofertadas totales de 1.609.267.