Los préstamos al sector privado de la eurozona se ralentizaron de forma brusca en abril y la expansión monetaria, medida por el agregado M3, también se ralentizó, lo que destaca las tensiones financieras en la región. El crecimiento de los préstamos del sector privado se ralentizó hasta el 2,4% en abril, después de un crecimiento interanual del 3,2% en marzo, según los datos del Banco Central Europeo publicados el viernes.
La tasa interanual de crecimiento del agregado M3 se redujo hasta el 4,9%, frente a la cifra revisada a la baja de marzo del 5,0%.

Esa es la menor tasa de crecimiento del M3 desde mayo de 2001, pero estuvo por encima del 4,4% que preveían los economistas. El BCE había dicho anteriormente que el M3 había aumentado un 5,1% interanual en marzo.

Los analistas están muy atentos a la evolución monetaria para ver si encuentran más evidencias de que los préstamos bancarios se están secando por la turbulencias del mercado y al cambio en la valoración del riesgo.

El M3 incluye el efectivo en circulación, los depósitos a un día y a corto plazo, los títulos de deuda de hasta dos años, las operaciones de recompra y las acciones de fondos del mercado monetario.