La eliminación "repentina" en 2010 de los planes de incentivo al achatarramiento de vehículos puestos en marcha en diferentes países europeos provocará una contracción del mercado de entre el 20% y el 25%, según un análisis del futuro de la industria automovilística realizado por Euler Hermes. El responsable de estudios sectoriales de la filial francesa de Euler Hermes, Yann Lacroix, señaló que en la actualidad varios países europeos aplican planes de incentivo a la compra de automóviles, entre los que figuran Francia, Alemania, Italia o España.