El Producto Interior Bruto (PIB) de Suiza cayó un 0,3% en el cuarto trimestre del pasado año respecto al anterior, a medida que caía la demanda de exportaciones y las compañías recortaron la inversión drásticamente, según desveló hoy la Secretaría de Estado para Asuntos Económicos (SECO). A pesar de este descenso, que fue menor que el 0,8% previsto por los analistas, la economía suiza aguantó mejor que las de los países vecinos gracias a que los consumidores y el Gobierno siguieron gastando. El consumo aumentó un 0,1% en el último trimestre, mientras que el gasto público lo hizo un 0,7%. En el tercer trimestre de 2008, la economía de Suiza ya se había reducido un 0,1%, lo que indica que, al igual que otros países europeos, ha entrado en recesión.