La economía de Estados Unidos debería estabilizarse en el segundo semestre del año, aunque no se prevé una fuerte recuperación y seguirá habiendo despidos, según se desprende del último informe de la Asociación Nacional de Economía de Empresa, NABE por sus siglas en inglés.
De hecho, en lo que se refiere a las condiciones de sus propias empresas o sectores, algunos miembros de la NABE creen que lo peor ya ha pasado. Según un sondeo trimestral a 102 miembros de la NABE publicado el lunes, el 45% cree que las ventas tocaron su mínimo cíclico en el primer semestre de 2009 o antes, mientras que el 41% considera que sucederá en la segunda mitad del año. Sólo el 14% espera que el mínimo se alcance en 2010.