La economía estadounidense sigue expandiéndose a un ritmo moderado que se acompaña de un nivel de precios no del todo cómodo, según se desprende de la publicación del Libro Beige de la Reserva Federal.
Siete distritos de la Fed describieron el crecimiento registrado entre abril y mayo como modesto o moderado, mientras que otros reportaron un crecimiento algo más rápido que en meses recientes. La debilidad inmobiliaria continúa aunque se está viendo compensada por la buena marcha el sector de bienes raíces comerciales.