La deuda pública española se mantuvo sin cambios en el 66% del PIB en el tercer trimestre de 2011, según Eurostat. Un equivalente de 706.340 millones de euros. En la Eurozona, esta cifra disminuyó en tres décimas, hasta el 87,4% del Producto Interior Bruto.
La deuda de la zona del euro disminuyó tres décimas en el tercer trimestre de 2011, hasta el 87,4% del PIB, mientras que en el conjunto de la UE aumentó cinco décimas hasta situarse en el 82,2% del PIB. En términos interanuales, la deuda pública aumentó tanto en la zona del euro (del 83,2 % al 87,4 %) como en la Unión Europea (UE) en general (del 78,5 % al 82,2 %), según los primeros datos trimestrales sobre la deuda soberana publicados hoy por Eurostat, la oficina estadística comunitaria.

En concreto, los 17 países de la zona del euro acumularon una deuda de 8,2 billones de euros en el tercer trimestre, de los que un 2,8 % correspondía a monedas y depósitos, un 79,3 % a títulos que no fueran acciones, un 18 % a préstamos y un 0,8 % a préstamos intergubernamentales en el contexto de la crisis financiera.

En España, la deuda gubernamental se mantuvo entre el segundo trimestre y el tercer trimestre de 2011 sin cambios, al mantenerse en el 66,0 % del PIB, lo que equivale a 706.340 millones de euros. No obstante, comparado con el tercer trimestre de 2010, la deuda española aumentó 7,3 puntos porcentuales.

Por componentes, el 54,7% de la deuda pública española correspondía a títulos, el 11,0 % a préstamos, un 0,7% a préstamos intergubernamentales y un 0,4% a monedas y depósitos.

Los países más endeudados

Los porcentajes más altos de deuda pública por PIB se registraron a finales del tercer trimestre de 2011 en Grecia (159,1 %), Italia (119,6 %), Portugal (110,1 %) e Irlanda (104,9 %), todos ellos -con excepción de Italia- países miembros rescatados. Las tasas más bajas se observaron en Estonia (6,1 %), Bulgaria (15,0 %) y en Luxemburgo (18,5 % del PIB).

Comparado con el segundo trimestre de 2011, un total de 14 países miembros registraron un incremento de su deuda, mientras que 13 experimentaron un descenso.

Los mayores aumentos los registraron Hungría (4,8 puntos porcentuales), Grecia (4,4 puntos) y Portugal (3,6 puntos). Por contra, los descensos más pronunciados se produjeron en Italia y en Malta (1,6 puntos porcentuales ambos) y en Rumanía (1,0 puntos).

En términos interanuales, 20 Estados miembros experimentaron un aumento de su deuda por PIB y 7 una caída.

Los incrementos más grandes tuvieron lugar en Grecia (20,3 puntos porcentuales), en Portugal (18,9 puntos) y en Irlanda (16,5 puntos), mientras que las reducciones más notables se registraron en Suecia (1,6 puntos), Luxemburgo (1,4 puntos) y en Bulgaria (0,9 puntos).