La decisión de Standard & Poor's de rebajar la nota de la deuda española a largo plazo hasta 'AA' desde 'AA+' con perspectiva 'negativa' es la consecuencia lógica de lo que ya venían anunciando los mercados y podría ser la antesala de nuevas rebajas en la calificación, según indicaron expertos consultados por Europa Press. El director del Servicio de Estudios del Instituto de Estudios Económicos (IEE), gregorio Izquierdo, afirmó que la decisión de S&P supone una "mala noticia", pese a que ya "se estaba esperando", y apuntó que "es muy probable" que las otras dos agencias, Fitch y Moody's, le sigan y rebajen la calificación de la deuda española.