Una nueva tormenta agitó el miércoles la mayoría de las bolsas mundiales, especialmente a Nueva York, las asiáticas y latinoamericanas -las europeas limitaron sus pérdidas- por el persistente temor a un contagio de la crisis de créditos hipotecarios en Estados Unidos a toda la economía. La Bolsa de Nueva York terminó nuevamente en neta baja, pese a nuevos fondos aportados por la Reserva Federal y un alza moderada de los precios minoristas, que no neutralizaron los temores sobre los subprime: el Dow Jones bajó de los 13.000 puntos (-1,29%) por primera vez desde fines de abril y el Nasdaq cedió 1,61%.
Luego de anular una primera operación por razones técnicas, agregando confusión al mercado, la Reserva Federal (Fed) inyectó nuevamente 7.000 millones de dólares en el mercado financiero, llevando a 71.000 millones de dólares los fondos aportados desde el jueves. Las plazas latinoamericanas registraron pérdidas aún mayores. El índice de la bolsa de Sao Paulo cayó 3,19%, la de Buenos Aires perdió 5,17% y México bajó 2,61%. Las principales bolsas europeas, que durante la jornada registraban fuertes pérdidas, lograron limitar sus caídas al final de la sesión. Al cierre, París cayó 0,66%, Londres 0,56% y Francfort incluso subió un 0,28%, impulsada por Bayer. La mayoría de las bolsas asiáticas cerraron la jornada del miércoles con fuertes bajas. En la Bolsa de Tokio, el segundo mercado financiero del mundo, el índice Nikkei de los 225 principales valores terminó el jueves con una pérdida de 2,% a 16.148,49. El índice Hang Seng de la Bolsa de Hong Kong terminó el miércoles con un retroceso del 2,87%, mientras que Singapur se hundió al cierre 3,35%. Shanghai terminó con una muy leve baja tras tomas de beneficios (-0,06%) pero llegó a caer 2,26% a comienzos de la tarde. Yakarta se hundió un 6,4% al cierre, su mayor caída desde los atentados de Bali en octubre de 2002. Sidney perdió 3,03%, Taipei 3,57%, Manila 4,08%, Bangkok 2,51%, Kuala Lumpur 2,08% y Wellington 1,53%. La Bolsa de Seúl estaba cerrada por festivo, igual que Bombay por los festejos del 60º aniversario de la independencia de India. Según los corredores, las preocupaciones sobre las consecuencias de la crisis 'subprime' se extendieron a las plazas financieras, que temen una contracción de todo el mercado de crédito. 'Las consecuencias de los problemas de los créditos hipotecarios de riesgo en Estados Unidos aún no están claras. Esta incertidumbre continúa pesando sobre los inversores', declaró el portavoz de Kasikorn Securities en Bangkok, Kavee Chukitkasem. Los economistas creen que la crisis financiera durará algún tiempo pero no se transformará en una catástrofe, y pidieron una mejor regulación de los mercados en el futuro. 'Hasta ahora, la limitación del crédito y el alza del costo del capital no duraron lo suficiente como para tener una influencia importante sobre las perspectivas económicas', señalaron George Magnus y Larry Hatheway del banco suizo UBS, al subrayar que 'la economía mundial es resistente'. En el mercado de cambios, el euro acusó el golpe y se ubicaba en su más bajo nivel contra el dólar desde fines de junio, a menos de 1,35 dólares.