La contratación de mujeres en puestos de alta dirección se disparó un 45% en 2009 pese a la escalada del paro debido a la crisis, que duplicó la tasa de desempleo desde 2007, según la multinacional de selección de personal Michael Page Executive Search. El paro subió el pasado año en ambos sexos, aunque más entre los hombres, con 436.069 nuevos parados (+27,7%), frente a un incremento del desempleo femenino de 358.571 mujeres (+23,1%), lo que denota la apuesta de los grandes grupos empresariales por incorporar a sus plantillas a mujeres para ostentar consejos y cargos de responsabilidad.