El grupo constructor Begar ha solicitado concurso de acreedores en el Juzgado de Valladolid con un pasivo de 297 millones de euros, informó hoy la empresa. En el marco de este proceso, la empresa también ha pedido autorización judicial para llevar a cabo un expediente de regulación de empleo (ERE) parcial que afectará a un máximo de 203 trabajadores de la constructora. En un comunicado, Begar atribuye su situación a la coyuntura financiera y económica del sector de la construcción y del sector inmobiliario. El grupo precisó que la decisión de las entidades de crédito "de no apoyar financieramente" a la empresa, "debido principalmente a la falta de contratación de obras desde el mes de febrero, ha llevado a la empresa a tener que adoptar esta medida".