El IFO alemán cae hasta los 107,0 puntos en junio, por debajo de los 108,4 que preveían los analistas y de los 108,6 puntos que se obtuvieron en el mes de mayo.