El Consejo de la Comisión Nacional de la Energía (CNE) autorizó hoy al grupo franco-belga Suez a elevar su participación en Gas Natural hasta el 11,4%, informó el organismo. La CNE revisará esta autorización en el caso de que la nueva participación alcanzada por Suez le confiera un aumento del "grado de influencia real existente" o la capacidad de ejercer el control, "al menos conjunto", de la gestión de Gas Natural, así como en el caso de que finalmente culmine su fusión con Gaz de France. Entre las condiciones impuestas, la CNE exige a Suez que mantenga las inversiones en las actividades reguladas de gas y electricidad (transporte de gas y distribución de gas y electricidad).
Además, si Suez adquiriese una "influencia significativa" en Gas Natural, deberá promover políticas orientadas al cumplimiento de las necesidades generadas por los planes de inversión y al mantenimiento de las inversiones tanto en transporte como en distribución de gas y electricidad reflejadas en los actuales programas. La resolución de la CNE, ante la que cabe recurso de alzada ante el Ministerio de Industria, fue adoptada en la reunión de hoy del consejo de administración del organismo, en la que el consejero Jorge Fabra actuó como ponente. Las inversiones en transporte a las que alude el regulador incluyen los planes para el periodo 2007-2012, los referidos al desarrollo de las redes de transporte para este periodo --aprobados por el Consejo de Ministerios y sometidos al Parlamento-- y el informe marco sobre la demanda de energía eléctrica y gas natural y su cobertura, elaborado por la propia CNE. En cuanto a las inversiones en distribución de gas y electricidad, Sue deberá promover el cumplimiento de los planes para el periodo 2007-2012, así como los contemplados en las autorizaciones administrativas y los comunicados a las comunidades autónomas y a otras instancias competentes. Posible revisión La revisión de la autorización no sólo depende de la fusión entre Suez y GDF, sino también de que las participación del 11,4% no confiera al grupo francés "un aumento del grado de influencia real" o "la capacidad de ejercer el control" de Gas Natural, aun de forma conjunta. El organismo presidido por María Teresa Costa intervino hoy a la luz de la Función 14, que le capacita para pronunciarse acerca de operaciones significativas en compañías con actividades reguladas, como es el caso de Gas Natural. En el expediente sobre Suez se habían personado como partes interesadas Gas Natural, Repsol y el propio grupo francés. La fusión de Suez con GDF dará al Estado francés un 35% del grupo resultante y, como consecuencia, una posible capacidad de influencia sobre Gas Natural.