La Comisión del Mercado de las Telecomunicaciones (CMT) ha propuesto permitir a Telefónica rebajar la cuota de abono que pagan sus clientes por el mantenimiento de la línea telefónica (actualmente fijada 13,97 euros al mes), si bien el organismo regulador se reserva continuar fijando las subidas máximas anuales. Se trata uno de los planteamientos que el regulador ha formulado a los operadores para revisar el mercado de la telefonía fija, entre los que también destaca la desregulación de sus precios, de forma que el operador dominante quedaría libre de la obligación de informar previamente de los mismos y sólo estará sujeta a las normas de competencia.