La Comisión Europea ha autorizado hoy a Reino Unido a conceder una subvención de 11 millones de euros (8,7 millones de libras) para un programa de formación del personal de la fábrica de Vauxhall Motors, filial de General Motors, en Ellesmere Port, cerca de Liverpool. Tras una investigación en profundidad iniciada en julio de 2007, el Ejecutivo comunitario ha constatado que la subvención no se destinará a financiar actividades de formación que Vauxhall necesita para el funcionamiento de su factoría, sino que por el contrario permitirá a los trabajadores adquirir conocimientos que podrán usar en otras fábricas e incluso en otros sectores.