La caída del PIB se seguirá moderando en el tercer trimestre y confirmará el cambio de tendencia recesivo iniciado entre abril y junio, según la información coyuntural más reciente que publica el Ministerio de Economía y Hacienda en un informe recogido por Europa Press. Así, aunque la actividad económica siga disminuyendo, se apreciará una "amortiguación adicional" en el ritmo de descenso, tal y como demuestran los datos de la producción industrial, las ventas de grandes empresas, el indicador sintético de actividad y el mercado laboral.