Borders Group, la cadena de librerías en bancarrota, informó de que podría tener un acuerdo con prestamistas y acreedores para evitar el cierre de hasta 51 tiendas.


De ese modo, ha cancelando la subasta que tenía programada para hoy.

Borders ha mantenido intensas negociaciones con sus acreedores y con el comité de acreedores no asegurados para una modificación de su financiación, que evite el cierre de las tiendas.

“Los deudores consideran que las partes han llegado, en principio, a un acuerdo y esperan concluirlo en un plazo de tiempo muy corto una vez se cuente con la aprobación del tribunal”, explicó la empresa en una presentación.

Mary Davis, portavoz de Borders, tal y como apunta la web estadounidense Bloomberg, declinó hacer comentarios.

Borders declaró el 9 de junio que cerraría 51 de sus tiendas. La compañía, la segunda mayor tras Barnes & Noble, tenía 642 establecimientos en febrero, fecha en la que se acogió a protección judicial.

Después de la clausura de 237, cuenta aún con 405 en funcionamiento. Y es que la librera se declaró en bancarrota al no tener capacidad para competir con el auge de las ventas de libros electrónicos.

Bajo el Capítulo 11 del Código de Quiebras, la empresa realizará una subasta para venderse y encontrar la mejor oferta para pagar a sus acreedores.

La número uno, Barnes & Noble sube en torno a un 1,76% su cotización en Wall Street, hasta dejar el precio de su acción en 20,25 dólares.