La aerolínea británica Bmi ha suspendido todos sus vuelos entre Londres y Tiflis, la capital de Georgia, como consecuencia de la situación de inseguridad que vive el país en los últimos días, informó hoy la compañía. "Hemos cancelado todos los vuelos hasta el domingo y estamos estudiando la situación", afirmó un portavoz. De este modo la aerolínea sigue la recomendación del ministerio de Asuntos Exteriores del Reino Unido, que desaconseja a los ciudadanos británicos viajar a cualquier parte del país caucásico. Bmi cuenta desde octubre de 2007 con tres vuelos semanales de ida y vuelta entre el aeropuerto londinense de Heathrow y Tiflis. La aerolínea opera esta ruta de forma conjunta con la también británica British Airways (BA).