El volumen negociado en la renta variable española en el pasado mes de agosto se situó en 55.581 millones de euros, lo que representa un descenso del 17,5% respecto al mismo mes del pasado ejercicio. En los ocho primeros meses del año la contratación acumula un descenso del 35,5%.