La Bolsa de Valores de Sao Paulo inició la semana con tendencia a la baja y, tras diez minutos de negocios, el índice Ibovespa perdía un 0,29%, hasta los 57.479 puntos, en tanto que el real abrió hoy con una ligera depreciación del 0,09% frente al dólar, vendido a 1,864 reales. Los inversores brasileños reaccionaron hoy con pesimismo a la divulgación de una encuesta hecha por el Banco Central y que mostró que los economistas del sector privado esperan una inflación mayor para este año: del 3,68% calculado en el sondeo anterior al 3,70% previsto en la nueva encuesta.