La Bolsa de Bombay ha reanudado la negociación después de permanecer una hora suspendida a raíz de una caída de más de 1.700 puntos del selectivo Sensex en los primeros compases de la sesión, lo que hizo que el ministro indio de Finanzas, P. Chidambaram, llamara a la calma a los inversores. El desplome se produjo después de que el regulador bursátil indio, el SEBI, anunciara su intención de restringir las notas de participación, instrumentos derivados con los que los inversores extranjeros pueden negociar en el mercado indio sin estar registrados en el país.